Celebrando los 114 años del nacimiento de Simone de Beauvoir

París, 9 de enero de 1908 – 14 de abril de 1986

«El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos»


Pensadora y novelista francesa, representante del movimiento existencialista ateo y figura importante en la reivindicación de los derechos de la mujer. Originaria de una familia burguesa, destacó desde temprana edad como una alumna brillante. Estudió en la Sorbona y en 1929 conoció a Jean-Paul Sartre, que se convirtió en su compañero durante el resto de su vida. Murió en París a los 78 años.


PUEDES LEER SU BIOGRAFÍA COMPLETA AQUÍ

DE DALAÍ LAMA

 Si nuestra mente se ve dominada por el enojo, desperdiciamos la mejor parte del cerebro humano: la sabiduría, la capacidad de discernir y decidir lo que esta bien o mal.  

Puedes leer su la biografía de el Dalaí Lama aquí

Canción de Navidad… el cuento navideño más querido.

 

maxresdefault

«A Christmas Carol»  o Canción de Navidad de Charles Dickens es probablemente el libro de cuentos de Navidad más querido de todas las generaciones desde su aparición en 1843.

a-christmas-carols-book-by-charles-dickens    250px-charles_dickens-a_christmas_carol-title_page-first_edition_1843

Publicado durante la época victoriana, un momento en el cual existía una gran nostalgia por las viejas tradiciones navideñas, que durante muchos años habían sido prohibidas por los reinados protestantes, unida a la introducción de nuevas costumbres como los árboles de Navidad y las tarjetas de felicitaciones, el libro de Dickens se convirtió en un éxito universal, que aún ocupa un espacio privilegiado en los corazones de quienes celebran la Navidad.

queen-victoria-and-prince-albert

La reina Victoria y el principe Alberto, grandes promotores de la Navidad.

victoria4_getty_nocredit

A mediados del siglo XIX, un interés nostálgico por las antiguas tradiciones navideñas recorrió la Inglaterra victoriana tras la publicación de tres influyentes obras: Some Ancient Christmas Carols (1822), de Davies Gilbert; The Book of Christmas (1837), de Thomas Kibble Hervey; y Selection of Christmas Carols, Ancient and Modern (1833), de William Sandys.

Este interés fue estimulado también por el príncipe Alberto, consorte de la reina Victoria, de origen alemán, quien popularizó el árbol de Navidad alemán tras su matrimonio con la reina en 1841, la primera tarjeta navideña en 1843 y un resurgimiento del canto de los clásicos villancicos conocidos como  christmas carols.

La primera tarjeta de Navidad

primera-tarjeta-de-navidad

1843

La primera tarjeta de Navidad fue diseñada por el artista John Callcott Horsley en 1843, para Sir Henry Cole. Muestra a una familia, de clase alta, brindando y disfrutando de una fiesta de Navidad. Se imprimieron 2.050 tarjetas que se vendieron por un chelín cada una. Ahora figura entre los objetos más buscados por los coleccionistas.


alexanderfrancisdickens1842

Charles Dickens a los 30 años en 1842, época en la que escribio Canción de Navidad.

Las inspiraciones de Dickens para escribir Canción de Navidad fueron muchas y variadas, pero las principales fueron las tristes y humillantes experiencias de su infancia, su simpatía por los pobres y varios relatos navideños y cuentos de hadas y fantasmas propios de la época.

Dickens abogaba por una actitud más benévola y caritativa con los niños, pues las condiciones en la era victoriana les eran muy adversas. La prostitución, la mendicidad, el maltrato a los obreros, el hacinamiento de las ciudades a consecuencia de la industrialización del país y el colonialismo británico en el mundo tuvieron una fuerte influencia en toda su obra literaria. Fue muy crítico denunciando la miseria y las duras condiciones de las clases bajas y obreras en aquél mundo cambiante de la industrialización del Siglo XIX en Inglaterra, donde las diferencias sociales eran crueles y abismales.

Aunque las tristes experiencias de su niñez no aparecen directamente narradas en la obra, sus sentimientos contradictorios hacia su padre son la principal inspiración del personaje central de la obra Ebenezer Scrooge.

Ilustraciones originales de

Canción de Navidad

a-christmas-carol-illustrations-1920x1440-24

Las ilustraciones originales de Canción de Navidad fueron realizadas por el  conocido caricaturista e ilustrador inglés John Leech. Fue muy popular por su trabajo en la revista Punch, una publicación humorística que combinada sátiras verbales y gráficas con comedia social ligera.

ilustracion7

La novela de Dickens fue una de las principales influencias en el resurgimiento de las viejas tradiciones navideñas en Inglaterra. A la vez que transmitía imágenes y sentimientos de optimismo, alegría, calidez y vida, también  presentaba elementos de oscuridad, desesperanza, frialdad, tristeza y muerte. El propio protagonista, Scrooge, es la personificación del invierno y, al igual que el invierno, es sucedido por la primavera y el resurgimiento de la vida. El corazón duro, frío y triste de Scrooge es restaurado a la alegría y la buena voluntad.

 
A pesar de su infancia pobre, Dickens realmente amaba la Navidad.  Él creció con todas esas tradiciones y luego las trasladó a su propia familia.  Era famoso por realizar divertidos trucos de magia para asombrar a sus hijos y a otros espectadores en las fiestas y reuniones sociales navideñas»  dice Louise Price, curadora del Museo Charles Dickens en Londres.

epoca-victoriana

Charles Dickens escribió y publicó Canción de Navidad en 1843 a los 30 años, en respuesta a un informe del gobierno británico sobre la gravedad del trabajo infantil en el país.  Estaba muy conmovido y furioso por la situación y como primera reacción consideró escribir un panfleto utilizando su vasta experiencia como periodista político. Pero cambió de parecer y escribió a un amigo diciendo: «En lugar de un panfleto escribiré algo en Navidad que tendrá 20 veces más fuerza».

Ese mismo año Dickens visitó a su hermana en Manchester y aprovechó para encontrarse con representantes de organizaciones de caridad que ayudaban a las clases más desposeídas en esa ciudad industrial. También en 1843 recorrió los colegios más pobres de Londres, conocidos como «ragged schools» dedicados a educar a los jóvenes huérfanos o abandonados y sin ningún tipo de recursos de la capital inglesa. Quedó terriblemente impactado por sus condiciones.

151222123522_dickens_624x351_getty

El resultado de esa fuerte experiencia fue Canción de Navidad. La novela corta fue un éxito desde que vio la luz. Publicada el 17 de diciembre, seis días antes de la Navidad de 1843, las primeras 6.000 ejemplares se vendieron antes de la víspera de Navidad.

marleys_ghost


Colección de estampillas conmemorativas del 150 Aniversario de la publicación de Canción de Navidad, emitidas por el Royal Mail en el año 2011.

0436-christmas-carol

 


 

charles-dickens

 

¿ QUIÉN FUE ?

Charles Dickens nacío el 7 de Febrero de 1812, en Portsmouth, Hampshire, en el Reino Unido. Su padre, John Dickens, era oficinista de la Pagaduría de la Armada en el arsenal del puerto de Portsmouth. Un hombre que vivía más allá de sus posibilidades, con una vida llena de despilfarro, que arrastró deudas hasta ser encarcelado y sumió a su familia en la mendicidad.

Casa en donde nacio Charles Dickens en 1812 en Portsmouth, Inglaterra

Su madre, Elizabeth Barrow era un mujer de clase media inglesa. La familia se traslada a Londres y luego a Kent cuando él tiene 5 años. Charles no recibió educación formal hasta la edad de 9 años, hecho que posteriormente le reprocharían sus críticos, al considerar su formación en exceso autodidáctica. A esa edad, después de acudir a una escuela en Rome Lane, estudió cultura en la escuela de William Gile, un graduado en Oxford. Pasaba el tiempo fuera de su casa, leyendo vorazmente.

screen-shot-2016-12-16-at-2-05-39-amEn 1823, contando con 11 años, su familia se instala en Camden Town, uno de los suburbios más pobres de Londres.  Aunque sus primeros años parecen haber sido una época idílica, él se describía como un «niño muy pequeño y no especialmente cuidado». También hablaría de su extremo patetismo y de su memoria fotográfica de personas y eventos, que le ayudaron a trasladar la realidad a la ficción en sus obras, ocupando un espacio destacado en la escuela realista de la literatura inglesa.

2-london-debtors-prison-granger

En 1824, su padre es denunciado por impago de deudas y encarcelado en la famosa prisión de deudores de Marshalsea. La mayor parte de la familia se traslada a vivir a la cárcel con el padre debido a una modalidad de la época que permitía a la familia del moroso compartir su celda. Charles se ve obligado a dejar la escuela, empeñar su amada colección de libros y buscar un alojamiento cercano. Fue acogido en una casa pensión de Little College Street y acudía los domingos a visitar a su padre en la prisión. Apenas contaba con 11 años.

dickensinblackingfactory

En 1824, al cumplir los 12 años, la edad permitida para el trabajo infantil en la Inglaterra de la Revolución Industrial, inmediatamente la familia lo envía a trabajar a Warren’s Boot-blacking Factory, una fábrica de betún para calzado, propiedad de un familiar de su madre, ubicada cerca de la actual estación ferroviaria Charing Cross de Londres. El joven Dickens tenía un profundo sentimiento de clase y superioridad intelectual y se sentía terriblemente  incómodo rodeado de obreros que se referían a él como «el joven caballero». Trabajaba jornadas de 10 horas en unas condiciones atroces, en un espacio invadido por roedores, pegando etiquetas en los botes de betún para calzado; ganaba seis chelines semanales. Con este dinero, debía pagar su hospedaje y ayudaba económicamente a la familia, la mayoría de la cual aún vivía con su padre que permanecía encarcelado.

Después de algunos meses, su familia logra trasladar su vivienda fuera de la prisión de Marshalsea, pero su situación económica no mejoró hasta que al morir la abuela materna de Charles, la familia recibió una herencia de 450 libras con las cuales pagaron la deuda para que el padre pudiera salir de la cárcel.

Sin embargo, su madre no retira a Charles de forma inmediata de la compañía. Dickens nunca olvidaría su empeño de obligarle a permanecer trabajando en la fábrica, lo cual lo entristecía y humillaba aún más, perdiendo la esperanza de poder recuperar alguna vez su antigua y feliz vida. Fue durante este terrible periodo de su infancia que Dickens observó la situación de los niños en los lugares más pobres de Londres y presenció las  injusticias sociales que sufrían, viviéndolas en carne propia.

Dickens amaba y demonizaba a su padre al mismo tiempo y fue este conflicto psicológico el que inspiró la existencia de dos personalidades distintas en Scrooge en Canción de Navidad: un Scrooge frío, egoísta y avaricioso y otro benévolo, generoso y amable.

Estas vivencias marcarían su vida como escritor. Dedicaría gran parte de su obra a denunciar las condiciones deplorables bajo las cuales sobrevivían las clases proletarias. En su novela David Copperfield, juzgada como su trabajo más autobiográfico, escribió: «Yo no recibía ningún consejo, ningún apoyo, ningún estímulo, ningún consuelo, ninguna asistencia de ningún tipo, de nadie que me pudiera recordar. ¡Cuánto deseaba ir al cielo!».

Dikens JovenNuevamente, con la intervención de su madre, a los 15 años, en 1827, consigue un trabajo como pasante en el bufete de los procuradores Ellis & Blackmore y después de un tiempo se convierte en taquígrafo judicial.

En 1828 comienza a colaborar como reportero en el Doctor’s Commons, también conocido como «La Escuela de Civiles», una destacada asociación de abogados especializados en derecho civil en  Londres. Luego, desde 1832 y hasta 1834, trabajó como cronista parlamanetario para el diario vespertino The True Sun. 

En 1834 lo contrata el The Morning Chronicle, un diario abiertamente identificado con el partido político Whigs, de tendencia liberal, quienes promulgaron la abolición de la esclavitud tanto en el Reino como en las Colonias; y dieron emancipación religiosa a los católicos, eliminando las grandes restricciones de credo de la época. Dickens se desempeña como reportero para informar sobre los debates parlamentarios, viajando a través del país cubriendo las campañas electorales, iniciándose en su larga y fructífera trayectoria como periodista político.  Tenía 22 años y fue su primer empleo estable.

En 1836 sus artículos en forma de esbozos literarios que habían ido apareciendo en distintas publicaciones desde 1833, se editan formando el primer volumen de Sketches by Boz  y que dio paso a la publicación de las primeras entregas de Los papeles póstumos del Club Pickwick, su primera novela, inicialmente publicada por entregas durante los años 1836 a 1837, cada una de ellas convirtiéndose en un acontecimiento literario. Dickens continuó contribuyendo y editando diarios durante gran parte de su vida.

Los textos de Dickens fueron sumamente populares y leídos extensamente. Definido como “el novelista de la vida popular inglesa”, denunció en sus obras la realidad social de su época, reflejando la estratificación de la sociedad victoriana. Le gustaba empatizar con las gentes más comunes y mostraba cierto escepticismo por la familia burguesa. Buscó alfabetizar a sus lectores promoviendo el hábito de la lectura con su modalidad de fascículos. Sus novelas se publicaban por capítulos y se distribuían por correo en formato de folletines.

 
Más que literato, fue un agudo reportero capaz de penetrar en el alma del pueblo y exhibir las miserias de su tiempo, sin pena ni morbo, con infinita piedad.

 
 

 
83308308_large_3234833_charles_dickens_with_his_two_daughters_by_mason_co_robert_hindry_mason_jpg_1314102911

Charles DIckens leyendo a dos de sus hijas en el patio de su casa de Gad’s Hill Place, fotografiado por Robert Hindry

gads-hill-place

En 1856, su popularidad y el éxito obtenido por sus novelas le permitierón comprar Gad’s Hill Place. Esta gran casa ubicada en Higham, Kent, tenía un especial significado para el escritor, ya que de niño, sumido en la pobreza y la tristeza, había caminado por sus cercanías soñando con habitarla algún día. Había sido el lugar en donde se habían desarrollado algunas escenas de la primera parte del Enrique IV de Shakespeare, conexión literaria que complacía a Dickens. Esa fue su última morada.

Su gran best seller fue David Copperfield, su octava novela, del cual llegó a vender más de  100,000 ejemplares en muy poco tiempo. Fue también el primer escritor en utilizar la palabra detective en sus novelas. David Copperfield fue publicada por entregas en 1849 y en forma de libro en 1850.

charles_dickens_circa_1860Fascinado con el teatro como un escape del mundo real, durante los últimos años de su vida Charles Dickens dedicó mucho de su tiempo a las lecturas públicas de sus  novelas más amadas. Estas presentaciones eran muy esperadas entre sus seguidores y lectores. Los espectáculos de lectura itinerantes eran extremadamente populares y el 2 de diciembre de 1867 Dickens hizo su primera lectura pública en los Estados Unidos, en un teatro de Nueva York.

Los largos viajes, el esfuerzo y la pasión que imprimía a estas lecturas, con voces individualizadas para sus personajes, contribuyó mucho al deterioro de su salud y quizás también, en parte,  a su muerte prematura a los 58 años.

Charles Dickens muere el 9 de junio de 1870 en su casa de Gad’s Hill Place.

Está sepultado en la «Esquina de los Poetas» de la Abadía de Westminster.


 
36063-410-550

Charles Dickens, 1958,  por Herbert Walkins, National Portrait Gallery, London.

 
 A su muerte circuló un epitafio impreso que decía:

 
 
Fue simpatizante del pobre, del miserable y del oprimido;
con su muerte, el mundo ha perdido a uno de los más
grandes escritores ingleses. 

El gran  sueño de Charles Dickens fue el de ser libre y lo consiguió siendo escritor. Solo comparado con William Shakespeare, es considerado el mayor exponente de la literatura inglesa.

Fotografía de Bettmann Corbis.75052-004-c210a8e0


 

 

Para los verdaderamente curiosos

manuscrito

Puedes acceder al manuscrito original de Canción de Navidad

en este link:

http://www.fadedpage.com/showbook.php?pid=20091008


Esta historia también te va a gustar

La fiesta celta que se convirtió en Halloween

 

 

 

El mundo mágico de los Celtas se rige por la rueda del tiempo que marca ocho festividades fundamentales para el desarrollo personal. Estos ritos antiguos se relacionaban  estrechamente con los cambios estacionales, los solsticios, equinoccios, las épocas de cosecha y siembra.

Hoy nos interesa la celebración de SAMHAIN,  la noche del 31 de octubre, que marca el inicio del año nuevo celta, momento en el que se abren las puertas del sidh, o el más allá del Velo de la Niebla,  a mundos paralelos dando lugar a un periodo de introspección y meditación. Los orígenes de la popular celebración contemporánea de Halloween se remontan a esta antigua fiesta y proviene de la palabra celta «sa’uin”.

 

 

Celebraban el año nuevo el día 1ro de noviembre, que marcaba el final del verano y la cosecha, así como el comienzo del invierno oscuro y frío, una época del año que se asocia a menudo con la muerte humana y la introspección y que guarda un paralelismo en la naturaleza con el sol que pierde fuerza, hay menos luz y los ritmos de crecimiento de la naturaleza son más lentos.

Los Celtas creían que la noche antes del año nuevo era la frontera entre el mundo de los vivos y el de los muertos cuya línea se volvía casi imperceptible. Pensaban que el espíritu de los muertos regresaba a la tierra y además de causar algunos problemas y dañar las cosechas, la presencia de los espíritus hacia más fácil las predicciones sobre el futuro para los druidas o sacerdotes celtas. Estas profecías eran una importante fuente de consuelo y dirección durante el largo y oscuro invierno para un pueblo totalmente dependiente de la naturaleza.

 

© Paloma García

 

La concepción del tiempo celta

El tiempo céltico se concibe como un recorrido circular que siempre regresa a la misma posición. El año está dividido en dos tiempos: el de  la luz y el de la oscuridad. El comienzo del año se considera como la llegada de la oscuridad, con la celebración de Samhain a primeros de noviembre. El periódo del año con luz se inicia con la celebración de Beltain el día primero de mayo.

Con la anteposición en importancia de la noche al día, la luna al sol y la oscuridad a la luz, los celtas comenzaban el año en noviembre, en el corazón de la instrospección y la oscuridad.

 


 

Los territorios celtas

En la cultura celta se aprecian dos grandes periodos dentro de la Edad de Hierro. Uno es el de Hallstatt, que se extendió entre los años 800 y 500 a.C., y el otro es el de La Tène, que duró entre 500 a.C. y 50 d.C..

Tuvo su núcleo en los Alpes extendiéndose por el centro y parte del este de Europa, Francia, oeste de la península ibérica, y las islas británicas donde habitaron durante siglos. Esos territorios  hoy los conocemos como Escocia,  Irlanda, el Reino Unido, el norte de Francia y el oeste de España.

 

La curz celta

 

Las Creencias

 

 

Según afirman la mayoría de las fuentes históricas, el festival de Samhain duraba tres días y tres noches. Se conmemoraba el inicio de la estación muerta del año, en la cual campos y seres vivos dormían a la espera de la próxima primavera. Así lo explica la doctora en historia Margarita Barrera Cañellas de la Universidad Complutense de Madrid en un interesante estudio.

Las creencias de los druidas afirmaban que, en la noche del 31 de octubre, la deidad Samhain convocaba a los muertos para que pasasen «al otro lado». Es decir, del mundo de los fallecidos, al de los vivos. Estos espíritus podían llegar al «más acá» de dos formas atendiendo a si habían sido «buenos» o «malos».

Si el dios consideraba que no habían cumplido con sus deberes, hacía que se reencarnaran en animales tras el ocaso. Por el contrario, aquellos que habían obrado acorde a lo que quería la deidad eran libres de visitar a sus familiares con su forma humana y pasar unas horas en sus antiguos hogares antes de regresar al limbo.

Era una celebración esotérica especialmente importante para los druidas quienes la consideraban como el momento más propicio para las artes mágicas y en especial, las adivinatorias y de predicción sobre el nuevo año.

El dios Samhain

Era, en definitiva, una jornada mágica en el sentido más literal de la palabra en la que el miedo a los muertos se mezclaba con la esperanza de recordar a un familiar que hubiese dejado este mundo, explica la historiadora española en su interesante investigación  que fue  publicada por la Universidad Complutense.

 

 


 

Los celtas creían que el 31 de octubre desaparecía el velo existente entre el presente, el pasado y el futuro.

 

 

La Ceremonia

 

Durante las celebraciones se practicaban varios rituales durante tres días. Se apagaban todos los fuegos que hubiese encendidos en las casas con dos objetivos: evitar que los espíritus errantes -los malvados- entrasen en las viviendas al considerarlas frías; y simbolizar la llegada de la estación «muerta» y oscura del año. De esta forma, los diferentes pueblos se quedaban totalmente a oscuras y solo eran iluminados por las hogueras gigantescas que los druidas encendían en las colinas.

Los druidas o clase sacerdotal celta encendían nuevos fuegos centrales en las colinas como símbolo del renacimiento de la naturaleza y de la vida durante la noche de Samhain.

En las inmensas hogueras que eran los «nuevos fuegos» que  preparaban los druidas como parte de la ceremonia, se quemaban principalmente ramas de roble, árbol sagrado para los celtas, y ofrendas de frutos, animales y todo tipo de objetos que los jóvenes reunían en los días previos a la celebración. ¿Cómo lo hacían? Mediante una tradición que se mantiene en la actualidad: pidiendo materiales de casa en casa para la gran hoguera. Al día siguiente en las cenizas y restos de huesos calcinados los druidas leían el futuro de la comunidad  para el nuevo año que comenzaba.

El fuego era un elemento central de la celebración de Samhain, pues se creía que con él se lograba espantar a los espíritus malignos que, enfadados por haber sido castigados por el dios de la muerte, se dedicaban a hacer tretas a los vivos.

Utilizaban trajes compuestos de cabezas y pieles de animales y danzaban alrededor de la fogata.

Durante tres días y tres noches se restablecía la comunicación entre los seres humanos y los seres mágicos: difuntos, dioses y  hadas. 

Las casas permanecían abiertas y la cena preparada para cualquier buen espíritu que se dignara a aceptar la hospitalidad o seres queridos que regresaban a visitar. 

Al finalizar la celebración se prendían nuevamente los fuegos del hogar, que se habían extinguido la noche antes de la hoguera sagrada, 

 

Prohibida y cambiada

La celebración de Samhain, tal como la practicaban los antiguos, continuó hasta el siglo I d. C., cuando los romanos llegaron hasta Britannia de manos de Claudio y sus legiones.

Para el año 43 d.C. el Imperio romano había conquistado la mayor parte del territorio celta. En el curso de los cuatrocientos años que gobernaron esas tierras, dos festivales de origen romano se combinaron con la tradicional celebración celta de Samhain. El primero fue Feralia, un día de finales de octubre, cuando los romanos tradicionalmente conmemoran el paso de los muertos. El segundo fue un día para honrar a Pomona, la diosa romana de la fruta y los árboles, especialmente de la manzana.  El símbolo de Pomona y la fusión de esta celebración con el Samhain da lugar a  la tradición de las manzanas presentes en Halloween.

Bajo el dominio romano estas fiestas fueron aceptadas pero el pueblo jamás olvidó sus creencias y las celebraba usando grotescas máscaras y danzando alrededor de una gran fogata pretendiendo que eran perseguidos por los malos espíritus, tal como en la antigüedad.

Con el paso de los años y aprovechando la civilización romana, la Iglesia Católica dio una vuelta de tuerca más al festival de Samhain para tratar de eliminar definitivamente las creencias celtas, consideradas paganas. Así, en el siglo VIII d.C. el Papa Gregorio III, implantó la fiesta de los Mártires Cristianos el día 1 de Noviembre, haciéndola coincidir con la fecha de la celebración de Samhain. Luego, el Papa Gregorio IV, en el año 840 amplía esta celebración a todos los santos del panteón cristiano.  Fue en esa época cuando se cambió el nombre del festival a  «All Hallow’s Eve», término que derivaría posteriormente en el actual Halloween.

Día de todos los Santos (1423-24) – Fra Angelico – Pintura al temple sobre madera 31,9 x 63,5 cm  – National Gallery, Londres

 

 

 

 

 

En la actualidad el Festival de Samhain continúa
celebrándose en Escocia.

 

 

Filmado y editado por  Mariella Pacey en el  Beltane Fire Society’s Samhuinn Fire Festival 2015 el 31 de  Octobubre de 2015 en Grassmarket, Edinburgh, Escocia.

 

 

Espectáculo con motivo de la festividad de Samhain en el Castillo de Glamis, Angus, Escocia.

 


Nota del Autor

Cabe destacar que la cultura celta, especialmente sus ritos, mitos y ceremonias eran transmitidas por la tradición oral de los druidas a sus pupilos. Como cultura no dejaron un legado escrito. Por ello, la mayor cantidad de información que se tiene de estas tradiciones proviene de historiadores y autores romanos y griegos y posteriormente de los cristianos.

 


 

SI ERES AMANTE DE LA LITERATURA sobre mitos y leyendas esta es una buena lectura para la temporada.

 

El libro secreto de Merlín lleno de sorprendentes poderes, conjuros y encantamientos. Las claves para dominar los elementos de la tierra, el fuego, el agua y el aire y los símbolos mágicos. Aquí se hallan las fórmulas secretas para convocar a los espíritus, seducir a un amante, lograr buena fortuna, protegerse de los enemigos y predecir lo que habrá de suceder. Todos los secretos del poder mágico que tuvieron los antiguos celtas.

https://www.goodreads.com/book/show/7881699-el-libro-de-merlin-un-libro-de-magia-encantamientos-y-conjuros


Enlaces relacionados:

Margarita Barrera Cañellas

http://biblioteca.ucm.es/tesis/ghi/ucm-t26709.pdf

Si te gustan las leyendas celtas, sigue leyendo.