DE ANAÏS NIN

 

CUANDO QUEDAS ATRAPADO EN LA DESTRUCCIóN,
DEBES ABRIR UNA PUERTA A LA CREACIÓN.

 

Anaïs Nin

 

Biografía

 

Leer es sexy…

 

 

 

«Leer es sexy …»

Una frase eternamente de moda pero que en estos tiempos realmente tiene un fundamento científica, pues ha sido comprobado que leer incrementa nuestra capacidad de comprensión, de solucionar problemas y de detectar patrones. También mejora la inteligencia emocional, incluyendo la empatía. Son atributos que a todos nos atraen…

El psicólogo evolutivo Geoffrey Miller, de la New Mexico University (USA) y autor de varios estudios al respecto, afirma que “rasgos como el lenguaje, el humor y la inteligencia han evolucionado en ambos géneros porque son sexualmente atractivos”.

Leer es divertido y fácil. Los libros educan, dan tema de conversación, proporcionan compañía y no son costosos, pueden ser nuevos,  usados e incluso gratis, si recurres a una biblioteca o al Proyecto Gutenberg. Pero además de todo eso, leer es realmente bueno para el cerebro.

 

 


Fotografía obra de Avadhut Hembadef

 

 


BENEFICIOS DE LA LECTURA

1

Aumento la reserva cognitiva

Leer con regularidad aporta grandes beneficios a nivel cognitivo. Mejora nuestra capacidad de abstracción, nuestra imaginación y memoria. La lectura además desarrolla nuestra capacidad de comprensión y de inferencia, actividades que van gestando nuevas conexiones neuronales o «sinapsis» en nuestro cerebro. El disponer de mayores conexiones neuronales hace que nuestro cerebro disponga de más redes y tejidos conectivos, que nos acompañarán a lo largo del tiempo.

El acto de leer ejercita el cerebro enormemente, como si hiciésemos dos horas de ejercicio físico. La reserva cognitiva es mayor y llegamos a la vejez en mejores condiciones intelectuales. Durante la lectura hay “un incremento sustancial e inesperado en el flujo sanguíneo en el cerebro, más allá de lo que normalmente sucede en las áreas responsables de la ‘función ejecutiva’, normalmente asociadas con prestar atención a una tarea”, explica Natalie Phillips, de Stanford University, Californa (USA).

Phillips, quien encabeza una investigación en la cual se realizarón resonancias magnéticas a personas mientras estaban leyendo afirma que: “Prestar atención a textos literarios requiere la coordinación de múltiples funciones cognitivas complejas”. Eso sí, deber ser una lectura atenta y reposada. Este tipo de lectura facilita el pensamiento analítico y crítico.

También nos ayuda a concentrarnos y a centrarnos en un tema y no en veinte a la vez. Comenzar a leer de niños y hacerlo con frecuencia ayuda a desarrollar la comprensión lectora, a ampliar el vocabulario y está relacionado con un mayor conocimiento tanto académico como práctico en los años sucesivos.  Asi lo afirman varios estudios de Anne E. Cunningham, de la University of Berkeley, California (USA) y Keith Stanovich, de la University of Toronto.


 

El lenguaje, el humor y la inteligencia han evolucionado en ambos géneros porque son sexualmente atractivos y al fomentarlos, la lectura incrementa la atracción personal.

 

 

 

Geoffrey Miller

 

 

 


2

Mejora nuestra memoria

Leer diariamente nos ayuda a disponer de una auténtica biblioteca personal de historias, de personajes, de términos, de expresiones y un vocabulario nuevo que nos enriquece. El disponer de todas esas historias que cada día proseguimos con nuestra lectura y su hilo narrativo, mejora notablemente nuestra memoria y ejercita nuestras capacidades cognitivas.

La lectura también nos aporta emociones y toda emoción asienta muchísimo mejor los recuerdos.

La neurocientífica inglesa Susan Greenfield, catedrática de la Oxford University en el Reino Unido, afirma que la lectura ayuda a ampliar la capacidad de atención de los niños, ya que “las historias tienen un comienzo, un desarrollo y un final», es decir, «una estructura que obliga a nuestros cerebros a pensar de forma secuencial y a enlazar causa, efecto y significado».

Greenfield también se especializa en «neurociencia de la conciencia» y del impacto de la tecnología en el cerebro.


 

En la adolescencia la lectura ayuda a forjar nuestra identidad, ya que enriquece nuestras conexiones mentales, crea nuevas ideas, formas de pensar, solución de los problemas y es una experiencia rica en emociones, en una etapa en la que tenemos más capacidad de aprendizaje.

 

 

 Susan Greenfield

 


3

Los libros son reductores del estrés

La lectura nos ayuda a liberar tensiones, a relativizar problemas. Leer nos abre la puerta a nuevos escenarios para introducirnos en la piel de otros personajes, vivir otras vidas y aprender cosas nuevas.

Ello consigue que focalicemos nuestra atención en otros campos apartándonos de nuestros problemas. Al relajarnos, se reduce el nivel de cortisol. No podemos pasar por alto que al estar más relajadas podemos enfrentar nuestros problemas con más tranquilidad y objetividad.


 

 

 Las personas que leen son más interesantes, comprensivas, atractivas y seductoras, desde sus temas de conversación hasta su concepción del mundo.

 

 

 

Dan Hurley


     4

La lectura relaja para dormir 

No hay nada mejor para conciliar el sueño por las noches que leer al acostarse. Nos sume en un estado de relax tan absoluto, hace que nuestros músculos se relajan, que nuestro cerebro se libre de tensiones y estrés, y quede suspendido en una calma idónea para conciliar el descanso. Claro, siempre que no leas un thriller psicológico, forense o de suspenso. Esos son mejores para los fines de semana cuando nos podemos trasnochar… y decirnos «sólo un capítulo más y apago la luz».

Sin embargo los expertos afirman que no conviene leer en el móvil, una tableta o en el ordenador por las noches. La luz artificial de estas tecnologías nos estimula, se bloquea la melatonina que nos induce al sueño al anochecer, porque el cerebro piensa que aún es de día y en consecuencia dificulta el descanso. Nos activa en lugar de relajarnos.

Según un estudio de la University of Sussex, en el Reino Unido,  leer relaja más que escuchar música, dar un paseo, tomarse una taza de té o los video juegos. Esto, siempre que no usemos un dispositivo retroiluminado.


Durante la madurez leer responde a las preguntas de la vida, proporciona compañía y temas de conversación, educa de forma permanente, estimula la actividad cerebral y fortalece la empatía.

 David Comer Kidd 


5

Estimula la empatía 

La lectura es tecnología para acceder a otros puntos de vista, así lo afirma el científico canadiense-americano, experto en psicologia cognitiva, Steven Pinker,  en  su libro Los ángeles que llevamos dentro. Dice: «Esto es especialmente válido para la ficción, que nos permite acceder a la forma en la que piensan y sienten personas muy diferentes».

En opinión de Giovani Frazzetto, biólogo molecular del Instituto para Estudios Avanzados en Londres y en Berlín, autor de Cómo sentimos, leer la historia de diferentes personas nos ayuda a comprender los sentimientos y pensamientos ajenos, sin que sea tan importante que esas personas sean reales o imaginarias.

En un interesante artículo del New York Times, donde se citan importantes estudios relacionados con el tema, el profesor emeritus de psycología cognitiva de la University of Toronto, Keith Oatley afirma: “hay un solapamiento sustancial en las redes del cerebro que se usan para entender historias y las redes usadas para interactuar con otros individuos, en particular, las interacciones en las que intentamos entender los pensamientos y sentimientos de los demás”.

Y añade: “Los individuos que leen ficción a menudo parecen mejores a la hora de entender a otras personas, empatizar con ellos y ver el mundo desde su perspectiva”.

Transferir la experiencia de leer ficción en situaciones del mundo real es un salto natural, según explica en The Guardian, David Comer Kidd de New School for Social Research en New York (USA),  y co-autor, con Emanuele Castano, de un estudio que también relaciona lectura y empatía. Dicen:  “Usamos los mismos procesos psicológicos para entender la ficción y las situaciones reales. La ficción no es sólo un simulador de experiencias sociales, sino que es una experiencia social”.


 

Leer es abrir una puerta a un mundo de sueños y emociones donde disfrutar, estar a salvo y aprender de cada palabra, de cada imagen, de cada capítulo.

 

 

 EL PROYECTO GUTENBERG

 

 

 

 

El Proyecto Gutenberg  fue desarrollado por el escritor y filátropo norte americano  Michael Hart en 1971 con el fin de crear una biblioteca de libros electrónicos gratuitos a partir de volúmenes impresos ya existentes. 

Estos libros electrónicos se encuentran disponibles en Internet y  son gratuitos. Pueden ser leídos en muchos formatos como Kindle, EPUB, incluso ASCII, UTF-8 o pueden leerse en línea en formato HTML.

Las obras son principalmente de dominio público, bien porque los derechos ya han expirado o porque se obtuvo la autorización del autor o titular de los derechos de autor. También hay algunos textos bajo derechos de autor que el Proyecto Gutenberg ha hecho disponibles con el permiso de sus escritores. El proyecto le debe su nombre al impresor alemán del siglo XV Johannes Gutenberg, quien inventó la imprenta de tipos móviles.

En 1971, su fundador estudiaba en la Universidad de Illinois y obtuvo acceso a uno de los ordenadores principales del Laboratorio de Investigación de Materiales de la universidad, el Xerox Sigma V. Este ordenador especial resultó ser uno de los 15 nodos de la red de ordenadores que posteriormente se convirtió en Internet. Hart creyó que en el futuro cercano los ordenadores serían asequibles para el público en general y decidió comenzar su proyecto de hacer disponibles obras de literatura de manera gratuita y electrónica. Como tenía una copia de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos en su mochila, esta se convirtió en el primer texto electrónico del Proyecto Gutenberg.

En 1990 el Illinois Benedictine College comenzó a hospedar el Proyecto Gutenberg. Luego se llegó a un acuerdo similar con la Carnegie Mellon University, que aceptó administrar las finanzas del emprendimiento. Pero no fue hasta el año 2000 que el Proyecto Gutenberg fue oficialmente reconocido como una entidad jurídica independiente, siendo en la actualidad una sociedad sin fines de lucro legalmente constituida en Missisipi, USA.

Puedes leer su historia bajándo este libro electrónico de forma gratuita.

https://www.foboko.com/ebook/1494/foreign-language-books/el-proyecto-gutenberg-1971-2009

En comparación con sus primeros días, el tiempo que se requiere en la actualidad para digitalizar un libro ha disminuido enormemente con el avance de la tecnología. Los textos ya no se teclean directamente, sino que se convierten con la ayuda del software de OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres).  Posteriormente deben corregirse y editarse minuciosamente en varias etapas por correctores voluntarios dispersos por todo el mundo,  antes de que puedan ser añadidos a la colección.

Como en otros proyectos solidarios de la era digital, el Gutenberg está abierto a la colaboración y dispone de una página de recepción de voluntarios

En noviembre de 2009 el Proyecto Gutenberg tenía casi 30, 000 libros en su colección (25, 496 en inglés, 1,496 en francés, 364 en portugués y 267 en español). En octubre de 2015 contaba con más de 49, 000 libros electrónicos.

Visita su sitio:

https://www.gutenberg.org/wiki/ES_Portada

 

 

 

 


Enlaces relacionados:

http://www.bbc.com/mundo/noticias-36960389

http://www.telegraph.co.uk/news/science/6126492/Being-smart-really-is-sexy.html

http://news.stanford.edu/news/2012/september/austen-reading-fmri-090712.html

https://www.theguardian.com/commentisfree/2011/aug/14/marshall-mcluhan-analytic-thought

http://www.nytimes.com/2012/03/18/opinion/sunday/the-neuroscience-of-your-brain-on-fiction.html?_r=0

http://www.susangreenfield.com

https://www.gutenberg.org

 

Si te interesan los temas ACERCA DEL CEREBRO Y LA MENTE LEE NUESTROS OTROS postS relacIONADOS en:

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/category/la-mente-creativa-2/

Crónicas Culinarias: Manzanitas

 

 

 

Hoy,  me he vuelto a encontrar con Alice B, Toklas en el espacio de la alquimia de mi cocina. Un break de la cotidianidad que tanto nos agobia.

 

Me detuve en un párrafo de su libro «The Alice B. Toklas Cookbook», donde cuenta sus aventuras, junto con Gertrude Stein, como voluntarias durante la Primera Guerra Mundial, de la AFFW, el American Fund for French Wounded, una organización humanitaria para distribución de medicamentos en los hospitales de campaña de la Cruz Roja en Francia durante el conflicto bélico. Narra los esfuerzos que hacían debido a la ocupación y la guerra y la solidaridad que tenían con las personas que estaban en el frente de batalla.

» (…) Había un racionamiento muy severo de carne, huevos, mantequilla y del gas y la electricidad. Una pequeña reserva de carbón y velas surtidas, apenás nos proporcionaban luz y calor. Lográbamos mucho con muy poco, lo cual nos permitió invitar a comer a un grupo de voluntarios y enfermeras que se encontraban de receso en París».

 

 

“The Alice B. Toklas Cook Book” es el fruto de cientos de horas en la cocina, en los mercados populares o campesinos y en huertos caseros. Abarca desde las más inventivas propuestas culinarias para sus singulares invitados parisinos, hasta las más creativas recetas para sobrellevar la austeridad de dos guerras mundiales y sus secuelas en un lapso más o  menos de 30 años. (1914 a 1945).

Puedes conseguir el libro en Amazon: https://www.amazon.com/dp/0061995363/ref=rdr_ext_tmb.

 

  No botábamos nada…pero absolutamente nada, viviendo en una guerra y en un país ocupado.

 

 

_________________________________________

 

Manzanitas «pochas»

 

Después de extraviar un par de manzanas por varias semanas porque terminarón guardadas en la gaveta equivocada de la nevera, las rescaté. Quería usarlas para prepararme un yogurt con manzana y pasitas.

Cuando las corté, ambas estaban pasadas por dentro. Lloré. Con el precio de las manzanas y con lo que me gustan decidí que era inadmisible ni siquiera considerar desecharlas, así que resolví inventar algo con ellas inmediatamente, antes de que fuera imposible recuperarlas.

Esto fue lo que hice: 


Corta las manzanas en cuatro partes y luego en cuadritos como de un centímetro con cáscara y todo. Sólo quítale aquellas partes que puedan tener mojo. Ponlas en un sartén profundo con un poco de mantequilla o margarina. Rociálas con canela en polvo. También puedes ponerle una rama gruesa de canela. Salteálas hasta que estén más o menos doraditas.

Como yo no consumo azúcar desde hace muchos años, uso stevia cuando quiero endulzar algo.  Así que aparte, haz un melado ligero de stevia y añádelo a las mezcla. Deben quedar como 3 dedos de líquido por encima de las manzanas.

Yo compro la stevia seca al granel en los mercados populares o en las manicerías. Aquí te dejo un link para que aprendas como hacer agua de stevia: http://www.ehowenespanol.com/preparar-liquido-stevia-como_2571/   

Cocina las manzanas a fuego súper, súper lento. Lo más lento posible, pero que hagan burbujitas. Esto es slow cooking de verdad, verdad y deben cocinarse al menos 1 hora. Asegúrate de que siempre tengan líquido. Si se secan héchale más agua de stevia. Cuando la melaza esté espesa, añade unas pasitas y cocina un rato más.

Déjalas enfriar y guardálas refrigeradas en frascos de vidrio.  También se pueden congelar. Duran un montón de tiempo. Entre más días pasan, más sabrosas se ponen. Las últimas que te comes son las mejores.

Con ellas puedes preparar muchísimos platos: mini tartaletas o quiches, mezclarlas con yogurt, desayunar con tostadas o hacer un bello postre con topping de crema o helado y nueces… y para de contar. Solo tu imaginación es el límite.

 

En estos días regalé un frasco a una amiga que cumplía años. Fue un éxito.  A la gente le encanta que le hagan regalitos gastronómicos.

De paso, si compras las manzanas ya maduras en los mercados populares te cuestan una cuarta parte de su precio regular y no tienes que esperar a que se te pudra una fruta tan costosa. Yo generalmente hago seis manzanas de una vez.

Así qué no las botes

 

 

Si quieres saber más sobre Alice B. Toklas puedes hacerlo aquí:

 

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2015/10/26/la-mente-creativa/

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2017/04/29/cronicas-culinarias/

https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2015/11/10/quien-fue-alice-b-toklas/

 

La zona del silencio

Estrategias de los 10 minutos de silencio

Importantes estudios contemporáneos han demostrado que el silencio favorece el desarrollo celular en el «hipocampo». Centros de investigación de reconocidas universidades como la Duke, Harvard, Cornell  y la Università di Pavia entre otros, han demostrado que la ausencia total de estímulos acústicos tiene un efecto mayor que cualquier estímulo auditivo en los procesos cognitivos del aprendizaje, la memoria y la emoción. Con el descubrimiento de la «neurogénesis», en la actualidad los neurocientíficos se centran en descubrir qué es lo qué mejor estimula la regeneración neuronal.

Puedes saber más acerca de estas investigaciones en  «El arte del silencio» https://cronicasdeimarie.wordpress.com/2017/05/17/el-arte-del-silencio/

Continuando con este interesante tema, quiero compartir con ustedes cuáles son aquellas actividades que recomiendan los expertos para entrar en «la zona del silencio» y disfrutar de sus beneficios.

Hay muchas maneras de estar en silencio. Sólo tienes que escoger la forma que más se identifique con tu forma de ser y posibilidades.

¡Elige la tuya!


1

Siéntate en silencio

Elige una habitación tranquila y con buena luz y siéntate o estírate. Concéntrate solamente en tu respiración natural. Cuando algún pensamiento te venga a la mente, vuelve a fijarte en tu respiración. Si te resulta difícil, usa una meditación guiáda, o escoge algún mantra tibetano.  Hazlo durante 10 minutos al día. En YouTube puedes encontrar muchas meditaciones guiádas que te ayudarán.


____________________________________________

2

Practica Tai Chi

Busca en Internet algún video y aprende los ejercicios. También puedes inscribirte en algún programa o centro cerca de tu casa. Concéntrate en el movimiento y la respiración para fomentar la conciencia de tu cuerpo y la tranquilidad de tu mente. Si tienes otra afición como  nadar, coser, cantar, tocar el piano, también vale. Se trata de enfocar tu mente en otra cosa que no sea en tu diálogo interior y en todos los “tengo que” .


3

Camina

Caminar a buen ritmo oxigena todo tu organismo, fortalece tu sistema cardiovascular, ejercita tu corazón, despeja tu mente y fomenta la creatividad. Céntrate en el paisaje y en tu respiración. Es un excelente modo de hacer silencio.


____________________________________________

4

Thalasoterapia

Llena la bañera de agua caliente con sal marina. Enciende alguna luz suave, y prende una vela que puedas mirar de frente. Concéntrate sólo en mirar la llama, y en tu respiración.


5

Quiropráctica

Entrena tu sistema nervioso. Busca un espacio zen de quiropráctica y ajústate con regularidad. Aunque es algo que la mayoría de personas desconoce, ajustarse aumenta increíblemente tu capacidad de resistencia al estrés.

La quiropráctica se centra en el diagnóstico y tratamiento de los trastornos mecánicos del sistema musculoesquelético, especialmente la columna vertebral, bajo la creencia de que estos trastornos afectan la salud general a través del sistema nervioso y que su corrección mejora o restaura la salud.


____________________________________________

6

Visualización

Escápate con tu mente. Decide un lugar donde quisieras ir y conserva esa imagen en tu mente o de portada en el móvil, en el fondo de pantalla del ordenador o en tu rincón favorito de la casa. Cada vez que sientas estrés visualiza ese lugar y respira imaginándote allí, en silencio. Imaginate y siente los sonidos, los olores, el clima, como si realmente estuvieses allí.


7

Escucha «ruido blanco»

Si en tu trabajo hay mucho ruido o los compañeros no paran de hablar; o en casa los niños han decidido hacer karaoke a todo volumen, cómprate unos audifonos y busca en Internet sonidos de lluvia, naturaleza o mar sin música y sigue trabajando. Favorecerá tu buen humor, la concentración y descansa tu mente.


Los beneficios del silencio son bien conocidos por las personas exitosas. Ajustar ciertos hábitos como levantarse antes que los demás y escoger cómo vivir tu silencio, te permitirá despertar tus sentidos tranquilamente y enfocar el día.

Son beneficios tangibles, verdaderos e inmediatos y puedes ponerlos en marcha hoy mismo para que mañana empieces tu día sin estrés y con paz interior.


Haz silencio y escucharás el murmullo de los dioses… 

Ralph Waldo Emerson

Biografía

El arte del silencio

El ruido innecesario es la falta de atención más cruel que se le puede infligir a una persona, ya esté sana o enferma…

Florence Nightingale

Biografía


Con esas palabras describió la necesidad del silencio Florence Nightingale, la extraordinaria inglesa considerada precursora de la enfermería moderna. Dos siglos más tarde, la neurociencia moderna ha confirmado que efectivamente el silencio contribuye significativamente a regenerar el cerebro.

Importantes estudios actuales han demostrado que el silencio favorece el desarrollo celular en el «hipocampo», la región del cerebro relacionado con la memoria y los sentidos. Sorprendieron los resultados al comprobar que la ausencia total de estímulos acústicos tenía un efecto mayor que cualquier estímulo auditivo en los procesos cognitivos del aprendizaje, la memoria y la emoción.

Hasta hace poco se afirmaba que las neuronas no tenían capacidad para regenerarse y que nuestro cerebro estaba condenado al declive progresivo e inexorable con el paso del tiempo.  Con el descubrimiento de la «neurogénesis»,  esta visión ha cambiado radicalmente y los neurocientíficos ahora  se centran en descubrir qué es lo qué mejor estimula la regeneración neuronal.


Estudios reveladores

 

 

Imke Kirste, investigadora de Duke University, en Inglaterra, publicó en 2013 un estudio  sobre el silencio y la neurogénesis. Los investigadores de esta reconocida universidad han descubierto que el silencio tiene un impacto enorme en el cerebro. Comprobaron que nuevas células crecían en la zona del hipocampo del cerebro de los ratones que se quedaban en silencio durante dos horas diariamente. La zona del «hipocampo» en el cerebro es precisamente la encargada de los procesos cognitivos del aprendizaje, la memoria y la emoción.  Además, constataron que esas nuevas células eran capaces de diferenciarse e integrarse posteriormente al  sistema nervioso central para cumplir diferentes funciones.

Insisten los neurocientíficos de este centro de investigación que reservar algunos minutos al día para estar en completo silencio podría ser muy beneficioso para nuestro cerebro, ayudándonos a conservar la memoria y a ser más flexibles ante los cambios.

Puedes leer el estudio científico aquí: http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs00429-013-0679-3


    El silencio permite que el cerebro le dé sentido a la información…    

Otro estudio destacado de Harvard University en Cambridge, Massachusetts, USA., revela que nuestro cerebro tiene una “red por defecto” que se activa cuando estamos descansando. Esa red se encarga de evaluar las situaciones y la  información a la que nos hemos expuesto a lo largo del día y las integra en nuestra memoria o las descarta si son irrelevantes.

Básicamente funciona reclutando una serie de regiones del cerebro, que son las encargadas de seguir trabajando por debajo del nivel de la conciencia. Esta red también es la principal responsable de los destellos de genialidad ya que se encarga de ir atando cabos y buscar soluciones a los problemas.

Recientemente, investigadores de Harvard University descubrieron que esa red se activa de forma significativa cuando reflexionamos sobre nosotros mismos en silencio, por lo que sería esencial para la reafirmación de  nuestra identidad.

Afirman que esa «red por defecto» se activa cuando estamos en silencio y con los ojos cerrados, ya que cualquier estímulo del medio ambiente exterior que nos distraiga la disminuye o apaga.


 El silencio es el mejor antídoto contra el estrés…  


Las ondas del sonido provocan vibraciones en los pequeños huesos del oído, los cuales transmiten el movimiento a la «cóclea», donde se convierten en señales eléctricas que llegan hasta el cerebro. Nuestro cuerpo está programado para reaccionar de manera inmediata ante estas señales, incluso durante el sueño profundo. Por ello, el ruido provoca una activación de la «amígdala» , la región del cerebro donde se procesan y almacenan las reacciones emocionales. Esta responde estimulando la producción de hormonas como la adrenalina y el cortisol, que incrementan nuestro nivel de estrés.

El estudio realizado por investigadores de Cornell University en Ithaca, New York, USA., ha comprobado que los niños que viven en zonas cercanas a los aeropuertos, o en lugares donde hay mucho ruido, son más vulnerables al estrés. Estos niños tenían una presión arterial más alta y niveles más elevados de cortisol que los que vivían en zonas de baja contaminación sónica.


El silencio es la primera piedra del templo de la filosofía…  

 Pitágoras

Biografía


En una investigación llevada a cabo por la Università di Pavia, Italia, midieron los niveles cardiovasculares y respiratorios de un grupo de músicos mientras escuchaban una secuencia de melodías encadenadas con breves momentos de silencios entre ellas.

Según el estudio, los mayores niveles de relajación no se obtuvieron mientras los músicos escuchaban sonidos relajantes, sino durante las pausas en las que lo único que percibían era el silencio.

No sólo se reducía el estrés ; también lo hacían los niveles de la presión sanguínea.

«Tan solo dos minutos en silencio absoluto son más beneficiosos que escuchar música relajante y provocan una mayor disminución de la presión sanguínea…», afirma la investigación.

Puedes leer el estudio científico aquí: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1860846/


La ciencia del silencio

¡Los científicos están sorprendidos con los resultados! Un estudio reciente publicado en la Revista Stroke, el órgano divulgativo de la  American Stroke Association, relacionado con pacientes con cúmulos de colesterol en la pared de las arterias, concluyó que las personas que meditan, frente a las que no lo hacen, muestran una disminución del 11% en el riesgo de un ataque cardíaco y una disminución del 15% en el riesgo de tener algún accidente cerebrovascular.

El poder del silencio y la meditación pueden transformar la forma de pensar, sentir y actuar. Es una formula efectiva  para  calmar la mente y estar presente en el hoy y el ahora o  «mindfulness» y limitar el desorden que nos desborda diariamente en la vida contemporánea.


BENEFICIOS DEL SILENCIO


Descansa la mente más que dormir
Restaura la energía del cerebro
Estimula el sistema inmunológico mejorando la salud general
Da paz interior
Aumenta tu concentración y tu capacidad cognitiva
Hace ver y sentir más joven y energético
Incrementa la creatividad
Estimula la regeneración neuronal
Regenera las conexiones neuronales
Reduce el estrés disminuyendo los niveles de cortisol y adrenalina en la sangre
Permite una buena regulación e interacción de todos los sistemas relacionados con las hormonas en tu cuerpo
Baja la presión sanguínea
Ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares
Reduce el dolor

Soy tan partidario de la disciplina del silencio, que podría hablar horas enteras sobre ella…

George Bernard Shaw

Biografía